MAGIA CELTA CON PIEDRAS

Actualizado: 28 ago 2021



El significado de los colores de las piedras que escojas deberá ser idéntico para las adivinaciones y para los conjuros. Los significados de los que yo empleo han evolucionado con el tiempo y son muy diferentes a los utilizados por otros, aparte de ser también mucho más sencillos. Si escoges alguna piedra de varios colores, el que predomine será el que rija sus poderes.

Guarda las piedras en una bolsa de tela lo suficientemente grande para que puedas introducir la mano en ella. Hasta que te hayas adaptado a las energías emanadas por las piedras, tomalas una a una con frecuencia e intenta buscar mentalmente su ayuda y conocimientos.

Es recomendable tener más de una piedra del mismo color.

Como ya dije, no hace falta que estén talladas y pulidas. El hecho de poseer varias piedras del mismo color te capacita el incrementar su poder de conjuro específico colocando una piedra en cada uno de los puntos cardinales de nuestro altar. Es mejor, durante las interpretaciones, colocarlas sobre un paño de terciopelo negro o azul muy oscuro, porque hace que los colores se vean con mayor claridad.

Cada piedra puede ser empleada en solitario para la meditación. Si tienes una afinidad especial por determinados colores de piedras y deseo que sus poderes entren en nuestra vida, considera la posibilidad de adquirir un anillo o collar con ese color, lo que reforzará nuestra aura. Para determinar qué colores si es que existe alguno son débiles en vuestra aura, recortar en pequeños círculos de papel de colores puros para compararlos con los de nuestro chakra. Comenzando por la raíz del chakra, en la base de la espina, y acabando en lo alto de la cabeza, esos colores son el rojo, anaranjado,

amarillo, verde, índigo, y lavanda o blanco. Mientras sostenemos un péndulo con vuestra mano fuerte (dominante), colocas un círculo de color en la palma de la otra mano. Si el péndulo gira en dirección horaria, ese color es suficiente, pero, si lo hace en sentido contrario, nuestra aura es débil en ese color.

A veces, el péndulo se queda inmóvil si un color es el adecuado en nuestra aura y solo girará si necesitas la energía de ese color.

Una vez que te sientas preparado/a para aceptar las piedras y para que ellas te acepten, llevamos a consagrar a nuestro altar durante una noche de Luna Llena. El altar debería estar cubierto por un paño Blanco y tener una vela blanca en cada extremo.

Quemas una razonable cantidad de incienso para consagraciones y bendiciones.

Ponemos las manos sobre las piedras y decimos:


Piedras de los poderes, poderosas piedras del saber,

Unirse a mí les imploro.

Asistiendo en mis conjuros mágicos.

Aportarme a la sabiduría de sus profundos pozos.

Piedras de los poderes, poderosas piedras del saber,

Unirse a mí se los imploro.



Pasas las piedras a través del humo del incienso y por encima de las llamas de las velas. Guardarlas en una bolsa especial y dejarlas encima del altar durante toda la noche.

Para adivinaciones, extender el paño de terciopelo y remover con cuidado las piedras en el interior de la bolsa hasta que estén bien mezcladas. Concentrados en la pregunta a la que buscás respuesta. Sin mirar, introducimos la mano en la bolsa, elegimos una piedra y colocada sobre el paño en dirección al Este. La siguiente

se coloca en el Sur; la tercera, en el Oeste; la cuarta, en el Norte, y la última, en el centro. El Este representa las ideas, pensamientos, inspiración y capacidad psíquica; el Sur, la acción, pasión, cambio y percepción de situaciones; el Oeste, las emociones, sanaciones, matrimonio o relaciones y el amor. El Norte es la región de la prosperidad, dinero, crecimiento, Éxito, negocios y trabajo. El centro del paño representa la fuerza que empleáis, sea positiva o negativa, que afecta a la pregunta.

Leer cada una de las piedras en la dirección en que están colocadas y, a continuación, en relación con las

demás. Por ejemplo, si hay una piedra negra en el Sur. Indica rigidez en la vida y cierto temor al cambio, o que contemplamos lo que ocurre con actitud negativa. Sin embargo, si la piedra es de color anaranjado, tienes el poder de hacer cambiar tu suerte y de controlar la situación. Una piedra púrpura en el Oeste indicaría éxito en nuestros objetivos relacionados con el amor y con la salud mental y física. Una piedra blanca en el Este señala la necesidad de calma antes de lo que pueda suceder, mientras que una piedra azul en el Norte insinúa que un posible traslado o viaje podría aportar acción a los cambios necesarios y beneficiarse económicamente.









197 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo